Franquicias como escuelas de Emprendimiento

Escuelas de Emprendimiento

En un articulo anterior conversamos acerca de si los franquiciados son emprendedores, hoy vamos a explorar a las franquicias como escuelas de emprendimiento, pero debemos comenzar por entender que es emprendimiento y si este se puede enseñar. Mucho se ha hablado acerca de si el emprendimiento puede ser enseñado, algunos afirman que es algo innato que es imposible aprender y esta reservado para algunos pocos «bendecidos» otros como James V. Green, profesor de la universidad de Maryland, afirman que el «pensamiento emprendedor» puede ser aprendido y que es algo que se puede trabajar y desarrollar con el tiempo. Según Green el emprendimiento es » tomar parte en la creación de un negocio que tiene posibilidad de ganancia o éxito» de acuerdo con esto siempre que comencemos un negocio estaremos emprendiendo.

Antes de que el modelo de franquicia apareciera los emprendedores que lograban éxito y se convertían en dueños de negocio guardaban sigilosamente los secretos que los hacían prospectos, entre menos personas supieran su modelo de trabajo era mejor. La aparición de la franquicia como modelo de crecimiento cambio el paradigma, pasamos a entender que asistir y enseñar a otros emprendedores es beneficiosos, ahora en vez de esconder los secretos del éxito los compartimos y rentabilizamos. Es por esto que podemos entender a las franquicias como escuelas de emprendimiento, pues al transmitir su «know how» a sus franquiciados se esta capacitando, asistiendo y enseñando a emprendedores a operar negocios con mejores probabilidades de éxito, podemos entender cada uno de los módulos de aprendizaje del modelo de negocio como una «materia» que un alumno debe cursar. Una franquicia de comida rápida es una escuela de cocina y administración, una franquicia de depilación es una escuela de servicios de belleza, administración y atención al cliente.

Franquicias como escuelas de emprendimiento
Escuelas de Emprendimiento, crédito: Saad Faruque via photopin cc

Estas escuelas de emprendimiento en diferentes áreas e industrias no entregan títulos o diplomas a sus estudiantes, entregan algo mucho mejor, negocios operativos con un concepto probado y listas para comenzar a trabajar. Convirtiendo a cada una de los franquiados en egresados de la escuela que comienzan a ver los retornos de su inversión desde el primer día de trabajo. Hoy en día dentro de nuestra franquicia tenemos excelentes ejemplos de como la propuesta de valor de compartir el conocimiento con otros es beneficiosa. En este momento se tienen 48 franquicias operativas, lo que quiere decir que se tienen 48 «alumnos» a los que se les ha enseñado como llevar su negocio propio el cual no solo es sustento para el franquiciado y su familia sino que tiene un impacto social enorme pues generan mas de 100 empleos formales, pagan impuestos, formalizan la economía y aumentan el bienestar de la sociedad entre otras virtudes. Es importante observar el efecto multiplicador que tienen las franquicias como escuelas de emprendimiento, como enseñándonos unos a otros y colaborando en equipo podemos lograr grandes cosas y lograr un mejor país. Depilarte no podría tener presencia en 30 ciudades a nivel internacional sin la confianza y apoyo de sus franquiciados, es el trabajo en equipo lo que nos ha permitido crecer y tener ilusión por seguir mejorando y creciendo cada día.

Nos gustaria conocer sus opiniones acerca de este articulo, los invitamos a interactuar con nosotros en la sección de comentarios.

You May Also Like